Testing de los Arenales de Villena



TESTING FOTOGRÁFICO DE BIODIVERSIDAD
“LOS ARENALES DE VILLENA”
II Jornadas de Biodiversidad de Villena
21 y 22 de Mayo de 2011

Paratriodonta alicantina

La mañana se presentaba soleada, rompiendo una vez más con los pronósticos que daban lluvias para el fin de semana, y perfecta para la actividad que íbamos a realizar. Un Testing fotográfico de Biodiversidad, organizado por la Asociación SALVATIERRA para la conservación y desarrollo del patrimonio natural y cultural de Villena y Biodiversidad Virtual. Una vez reunidos los participantes, unas 30 personas en total (entre los diferentes actos) casi todos de Villena, salvo Cassandra y Blas que vinieron desde Alicante y Fani, de Canals.

Linaria depauperata subsp. hegelmaieri
El Testing comenzó en Hondo de Carboneras, un paraje situado en las faldas de la Sierra de Salinas y caracterizado por tratarse de un arenal de interior bastante bien conservado. Tras una breve introducción, explicando que un Testing de Biodiversidad es una actividad que nos permite aproximarnos a la biodiversidad de un lugar gracias a la fotografía de las especies que encontramos, tanto animales como vegetales, y tras presentar algunas de las especies prioritarias que íbamos a fotografiar por la mañana como Paratriodonta alicantina, un coleóptero endémico y catalogado en peligro de extinción, Helianthemum guerrae y Linaria depauperata, sendas plantas muy raras y catalogadas como especies protegidas. Un éxito, ya que pudimos encontrar todas las especies de las que habíamos hablado y otras tantas interesantes como el coleóptero Cicindela lagunensis o Ephedra fragilis, una planta muy rara en Villena.

Helianthemum guerrae
A mediodía nos trasladamos hasta el paraje de Las Virtudes donde nos esperaba la comida y posteriormente una charla a cargo de la Doctora en Biología Mª Ángeles Alonso sobre la biodiversidad en los ecosistemas de arenal y saladar, adaptándose al caso particular de Villena. Muy instructiva e interesante. Mª Ángeles nos habló de la formación y las singularidades de ambos ecosistemas, y las adaptaciones de las plantas para vivir en unos biotopos tan complicados, nos hizo comprender la importancia ecológica, la fragilidad y la necesidad de estudiar y conservar estos ecosistemas. Tras la charla hicimos una breve excursión por el arenal de Las Virtudes, pudiendo contrastar las diferencias con el Hondo de Carboneras, que siendo ambos ecosistemas de arenal, el de las virtudes ha estado mucho más explotado por la agricultura y la ganadería.

Eriopogon laniger
Terminamos el sábado colocando una trampa de luz para atraer insectos nocturnos en el Arenal de Peña Rubia, fue casi anecdótica por la escasa asistencia de gente, pero útil, nos permitió fotografiar especies de mariposas nocturnas como Adalbertia castilaria o Idaea subsericeata entre otras.

El domingo por la mañana hicimos otra salida fotográfica, esta vez en la Microrreserva de flora Miramontes, un ambiente diferente, de saladares y estepas sobre yesos, otro de los hábitats singulares que disfrutamos con tranquilidad y mas libertad, rememorando el testing del año pasado, volviendo a encontrar plantas propias del saladar como Limonium caesium, o el insecto Julodis onopordi.

Julodis onopordi

Solo queda dar las gracias a los organizadores, a los colaboradores y en especial a los asistentes, que sin ellos no sería posible realizar este tipo de actividades.

Para ver más fotos del Testing, podéis visitar la siguiente galería.
Testing "Los Arenales de Villena" 21 y 22/05/2011

Tarais, tarajes, tamariscos...

Tamarix canariensis

Los tarais, tarays, tarajes, tamarices, tamarix, tamariscos, tamarindos, etc... son unos arbustos o arbolillos del género Tamarix. Se caracterizan por sus hojas en forma de escama que hace que se asemejen a ramillas de ciprés, muy finas, dándole un aspecto general muy ligero. Estas ramillas son caducas y se desprenden en otoño tomando, en algunas especies, un color amarillo similar al oro viejo. Florecen en primavera-verano, siendo su floración muy llamativa con inflorescencias blancas o rosadas que le dan a la planta un aspecto muy singular y ornamental.

Tamarix parviflora
Se trata de especies típicas de las zonas bajas de los bosques de ribera, terrenos inundables, ramblas, humedales y marismas. Los tamariscos tienen la capacidad de excretar la sal del suelo o el agua de riego que sería tóxica para la mayoría de plantas, a través de unas glándulas especializadas de sus hojas, esta característica, no solo les permite colonizar zonas de saladar, sino que también es una técnica de estas plantas para reducir la competencia de otras especies allá donde viven, ya que la sal que excretan por las hojas, al caer, pueden aumentar la salinidad del suelo a su alrededor, creando una salinidad en el suelo que otras plantas competidoras no pueden resistir. Pueden vivir también en cualquier terreno que conserve algo de humedad en el subsuelo. Puede formar bosquetes en los que es el taray la especie dominante conocidos como tarayales o tarajales o compartir su hábitat con adelfas, sauces y olmos principalmente.

Desde el punto de vista botánico, podemos dividir los tarais en dos grupos dependiendo del número de pétalos y estambres que puede ser de 4 o de 5, o bien por el color de la flor, que puede ser blanca o rosada.

Se reproducen naturalmente por semillas que son plumosas y fácilmente transportadas por el viento. También pueden multiplicarse vegetativamente mediante esquejes leñosos que enraízan con relativa facilidad.

Tarais de flor pentámera (5 pétalos y sépalos)

Tamarix africana cuyo nombre vernáculo es taraje negro o tartajal. Florece en marzo-abril y de nuevo en verano. Sus ramas son negras y es glabro, es decir, sin pelos, salvo en el raques de la flor. Sus inflorescencias miden entre 3 y 7 centímetros. Lo encontramos en Cataluña, Levante, Valle del Ebro, Baleares y Canarias.

Tamarix africana


Tamarix gallica es el tarai mas común de todos los que podemos encontrar en Europa, se le conoce como taray francés, europeo o taraje blanco. Florece de mayo a julio en ramas del año con inflorescencias entre 10 y 50 mm. Sus ramas son purpúreas o pardas, con algunas glándulas de sal. Es la especie que alcanza mayor tamaño, siendo relativamente frecuentes los ejemplares de hasta 10 metros de altura. Se distribuye por parte de Europa occidental, casi toda la península y Baleares.

Tamarix canariensis
Tamarix canariensis conocido como taraje rojo, florece de abril a julio en ramas del año, siendo sus inflorescencias de 10 a 40 mm. Esta especie posee abundantes glándulas de excreción de sal. Lo encontramos en el Levante, Cataluña, cuencas del Tajo y del Ebro, Baleares y Canarias. Destacan los bosques de esta especie en el Parque Nacional de Tablas de Daimiel.

T. mascatensis se distribuye por el Sur peninsular. Es un arbusto totalmente glabro con ramas rojizas. Sus inflorescencias miden entre 10 y 30 mm.



Tarais de flor tetramera (4 pétalos y sépalos)

Tamarix boveana llamado tamariz royo es posiblemente el de flores más ornamentales, también es de las especies más escasas y el más resistente a la salinidad. Florece de abril a junio, Sus flores son tetrámeras y a veces mezcladas con flores pentámeras. Las inflorescencias miden entre 4 y 8 centímetros, se sitúan en ramas de años anteriores. Es una especie totalmente glabra y sus ramas son pardo-rojizas. Su distribución es reducida, limitándose a Almería, Murcia, Alicante, Baleares y Norte de África.

Tamarix dalmatica es endémico de la provincia de Alicante y Murcia. En su aspecto general recuerda mucho a T. boveana, pero sus inflorescencias son más cortas y redondeadas. Sus flores son tetrámeras y a veces mezcladas con flores pentámeras, floreciendo en ramas de años anteriores.

Tamarix dalmatica


Tamarix parviflora es una especie originaria del sur-este de Europa y Norte de África, se cultiva como ornamental y aparece asilvestrada en muchos lugares. Sus inflorescencias miden entre 10 y 40 milímetros desarrollándose en ramas de años anteriores. En ocasiones puede ser un peligro por competir por el hábitat con las especies autóctonas.

T. boveana - frutos
Todas estas especies son muy apropiadas para su uso como ornamental (en forma de arbusto o arbolillo, de porte libre, recortado en forma de seto o podado con la técnica de "cabezas de gato" como pueden verse en algunas playas del Pais Vasco) es apropiado tanto para la jardinería convencional como para la xerojardinería, basada en la utilización de plantas autóctonas y otras de bajo requerimiento hídrico, un tipo de jardinería al que deberíamos converger tanto en jardines públicos como privados. Son asimismo especies muy útiles que deben incluirse en proyectos de restauración paisajística, medianas o márgenes de carreteras, fijación de taludes, etc.

La madera de taray es de buena calidad para pequeños utensilios y buena como combustible. Los tarais son especies resistentes a las talas y al fuego, rebrotando profusamente del tronco, cepa o raíz. Al rebrotar de esta forma se producen numerosas ramas finas bastante largas que pueden aprovecharse para trabajos de cestería o para crear pantallas vegetales tipo cañizo.

En Villena podemos encontrar las diferentes especies de Tamarix sp. descritas en este artículo, salvo tal vez T. gallica y T. mascatensis, muy distribuídas, destacando por su abundancia y variedad en cuanto a especies diferentes puntos como son la casa Zúñiga y zona de confluencia del cauce del Río Vinalopó y Acequia del Rey, Los Cabecicos, destacando la laguna y una zona encharcable detrás de la depuradora, y las zonas del saladar próximas al Salero Viejo.

Tamarix boveana

Espantalobos

Frutos - Foto: Kassandra Seoane.

El espantalobos debe su nombre al aspecto de sus frutos en forma de vejiga inflada y de textura papirácea. Al ser agitadas por el viento, estos frutos producen un sonido que recuerda al de una especie de sonajero, que antiguamente se decía que era capaz de espantar a los lobos.

Esta planta pertenece a la familia de las leguminosas y como todas ellas tiene la capacidad de mejorar el suelo donde crece gracias a las bacterias simbiontes de sus raíces que son capaces de fijar en nitrógeno atmosférico, siendo el nitrógeno uno de los principales nutrientes de las plantas. Pertenece al género Colutea, y la especie más habitual es C. arborescens, aunque en la península contamos con algunas especies más, difíciles de separar entre si.

Flores.
Los espantalobos son arbustos caducifolios o semi-caducifolios de crecimiento bastante rápido en el jardín, con bajos requerimientos hídricos y bajo mantenimiento. Sus aspectos ornamentales residen primero en su floración, abundante, de flores amarillas o anaranjadas que pronto dan lugar a los mencionados frutos que son muy singulares. El arbusto alcanza los dos metros de altura con facilidad por lo que si lo cultivamos en el jardín, debe ocupar posiciones de segunda o tercera línea de arbustos.

Se reproduce fácilmente por semilla que germina mejor si las hidratamos previamente sumergiéndolas en agua durante 24 horas. Es posible reproducirla por esquejes, aunque dada la facilidad que tiene esta especie para ser reproducida por vía sexual, no merece la pena la vía vegetativa.

Se trata también de una planta forrajera, siendo muy apreciada por el ganado que la consume rápidamente. El uso de especies arbustivas como pasto no está todavía muy extendido en muchas zonas de España, aunque es un muy buen complemento alimenticio a las especies herbáceas por su alto valor en proteínas.

Las flores son ricas en néctar y visitadas por las abejas y otros insectos polinizadores. En ocasiones, las semillas son devoradas por la larva de una mariposa nocturna de la familia de los pirálidos (Pyralidae) de la especie Ancylosis cinnamomella.


Ancylosis cinnamomella