Llega a España el picudo del agave


Scyphophorus acupunctatus adulto


El insecto que vemos en la imagen, se trata de una nueva especie invasora para la Península Ibérica. Su nombre es Scyphophorus acupunctatus Gyllenhal, 1838, conocido popularmente como picudo negro del agave, de la pita o max del henequén, es un coleóptero de la familia Dryophthoridae, antiguamente incluida dentro de los curculiónidos. Es pariente cercano del picudo rojo de las palmeras (Rhynchophorus ferrugineus) que tantos estragos está causando en las palmeras cultivadas de este país y tantos otros.

Se considera insecto “plaga” en cultivos de ágave, principalmente para la producción de tequila (pudiendo reducir en un 40% la producción), aunque también de otros cultivos de la misma familia, las agaváceas.

Esta especie se encuentra ampliamente distribuida por el mundo. Se extiende desde el sur de Estados Unidos de américa hasta Brasil, Hawai, Borneo, Java, Australia y África.

En la Península Ibérica fue citado por primera vez en 2007 por Josep M. Riba i Flinch, Miguel Angel Alonso Zarazaga. Desde entonces se han podido encontrar poblaciones de este insecto en Cataluña, Valencia, Murcia y Alicante. En el mediterráneo afecta principalmente a ejemplares de Agave americana, cultivada como ornamental en algunos lugares y asilvestrada en muchos otros siendo una planta considerada como invasora.

El insecto de la primera foto fue encontrado en el Parque Natural de las Salinas de Santa Pola (Alicante) en una zona de dunas litorales con abundancia de piteras, que como ya hemos dicho es su planta nutricia. Las otras dos fotos fueron tomadas junto al campus de Espinardo de la Universidad de Murcia.

El picudo negro ha podido llegar a España de dos formas. La principal hipótesis es la llegada accidental, en alguna importación, sin las medidas de control fitosanitarias exigibles, de plantas ornamentales procedentes de algún país donde ya existía esta especie. La segunda hipótesis, puede ser la liberación intencionada en el medio para tratar de combatir las piteras, consideradas plantas invasoras, que crecen asilvestradas en los espacios naturales y que tanto dañan a los ecosistemas al competir con las especies autóctonas.

Sea como sea, se trata de una especie alóctona e invasora y sería necesaria la realización de estudios para garantizar que Scyphophorus no es capaz de dañar a ninguna planta autóctona.

Agave americana muy afectado por este insecto.

Más imágenes en Biodiversidad Virtual.

Para más información:

4 comentarios:

Salomé Guadalupe Ingelmo dijo...

Vaya por Dios. Ya podíamos recibir visitas más gratas... Abrazos.

Elías Amorós dijo...

Yo he visto muchos este verano, ahora no hay tantos.

Por cierto El pinet es de Elche no de Santa Pola jejeje.

Elkiko dijo...

A cada pas, un perill :(

Joan Bibiloni dijo...

Las plagas de especies introducidas se están convirtiendo en una pesadilla incontrolable. Es una pena.