Cinamomo



El cinamomo (Melia azedarach), conocido en otras localidades como melia o árbol del paraiso, es originario del Himalaya, y ha sido ampliamente difundido como árbol ornamental y de sombra en muchos países de clima templado.

Se trata de un árbol caducifolio que rara vez supera los 15 metros de altura. Suele presentar un tronco relativamente corto y recto y su copa tiene forma aparasolada con ramas muchas veces retorcidas que puede llegar a ser muy amplia.

Su madera resistente y muy ligera debido a su elevada porosidad, es utilizada para la elaboración de pasta de papel, contrachapados, muebles y cajas de puros. También de emplea como leña y para hacer carbón vegetal.

Tiene usos en medicina natural, pero solo bajo estricto control médico por su alta toxicidad. Esta toxicidad, especialmente destacable en sus frutos, lo convierte en una especie a tener en cuenta para obtener insecticidas para el control biológico de plagas. Dicha toxicidad no parece afectarle a otra especie exótica de nuestras ciudades, me refiero a la cotorra argentina (Myiopsitta monachus), como se aprecia en esta fotografía tomada en Valencia.

De sus frutos, decir que se usan en artesanía, de ellos también se extrae además un aceite combustible y es un buen árbol ornamental, cultivado principalmente como árbol viario en muchas ciudades. Este hecho está haciendo que en algunas localidades pueda llegar a asilvestrarse.

Este árbol es muy vistoso durante las cuatro estaciones del año. En primavera, nos obsequia con un sinfín de aromáticas florerillas de color morado, en verano, sus delicadas hojas filtran los rayos de sol creando un juego de luces y sombras, en otoño, todo el follaje se viste de dorado iluminando la copa para en unos pocos días dejar paso al invierno y disfrutar de sus ramas engalanadas de sus llamativos frutos.

No hay comentarios: