Menos olmos en Villena

Mayo 2010
Noviembre 2010

Si os fijáis mínimamente, podréis apreciar las diferencias notables entre estas dos fotografías, en la primera, tomada a principios de verano, podemos ver una maravillosa olmeda, frondosa, densa, fresca, etc. en la segunda imagen podemos ver como esa olmeda ha desaparecido.

Ejemplares jóvenes talados
De nuevo ha sucumbido incomprensiblemente a pase de motosierra y retroexcavadora un conjunto arbóreo importante para Villena (y ya van demasiados), en este caso, se trata de un bosquete de una especie que se encuentra cada día más amenazada en toda Europa como es el olmo (Ulmus minor).

El olmo, abundante antaño, viene siendo afectado desde hace tiempo por una grave enfermedad fúngica conocida como grafiosis, causada por el hongo Ophiostoma novo-ulmi, que tapona paulatinamente los vasos conductores de savia del árbol hasta causarle la muerte. Otra causa de su regresión, son las concentraciones parcelarias y las modernizaciones de los regadíos que hacen desaparecer los setos y las acequias, de las que el olmo era pieza fundamental.

En Villena, el olmo, junto con el chopo y el sauce, ha sido uno de los árboles más empleados en la huerta para delimitar parcelas, crear setos cortavientos o sustentar los márgenes de las acequias. Estos árboles cada día son más escasos, con lo que estamos perdiendo el valor paisajístico y la personalidad que aportaban a nuestra extensa huerta. Es triste que en lugar de proteger y respetar estos arboles y arboledas relícticas nos dediquemos a destruirlas.

Olmo arrancado. 40 cm. de diámetro
Esquivando esta enfermedad, y las transformaciones agrarias hasta la fecha, encontrabamos esta olmeda, con una extensión de unos 1300 metros cuadrados (datos del Sig-pac) de olmos adultos, alcanzando diámetros de hasta 40 centímetros (fotografía), y que ocupaba casi la mitad de la parcela. Esta olmeda estaba en expansión con numerosos ejemplares jóvenes que se extendían también al otro lado de la carretera, eliminados estos por coincidir con el trazado de una conducción de aguas pluviales.

La olmeda en cuestión se situaba al inicio de la carretera de Villena - Pinoso, y de la que ya hablé en su momento en el artículo sobre el olmo pedunculado y el resto de olmos de dicha carretera. Esta olmeda probablemente derivaba de los olmos de la alineación de la carretera ya que el olmo tiene gran facilidad para reproducirse por medio de estolones. 

Las razones para eliminar esta impresionante arboleda han sido, según uno e los trabajadores contratados para la tarea de arrancar estos árboles, es la de preparar el terreno para instalar un vallado. (Si para colocar una valla hay que eliminar todos los árboles... me parece absurdo).

De momento se han respetado los olmos del margen de la carretera, que por suerte, tal vez gracias al citado artículo, ahora están un poco más protegidos por una barrera quita-miedos para evitar colisiones de vehículos.

Olmos del margen de la carretera

Y volvemos una vez mas a lo de siempre, y es que no sabemos cuidar y proteger lo que tenemos, y a los que si que nos preocupa esta situación tenemos que ver como poblaciones de los alrededores, teniendo un patrimonio natural mucho más modesto que el de Villena, invierten dinero, tiempo y esfuerzo en su conservación, querer es poder. Y no me queda más que decir, solo esperar que seamos capaces entre todos de valorar el resto de olmedas que nos quedan, por ejemplo, la del descampado del instituto, actualmente en progresión, y que debería integrarse en una zona verde municipal.

Desde siempre ha habido gente que tiene una joya y no lo sabe, el mayor problema viene cuando el individuo quiere deshacerse de su "tesoro". En mi modesta opinión, talar una de las mejores olmedas que quedaban en todo el término municipal de Villena es comparable a utilizar una obra de Shakespeare para envolver pescado. INCULTURA TOTAL.

Restos de ramaje en la parcela
Restos de algunos tocones arrancados
Eliminación de ramaje

Las consecuencias eran de esperar, el debilitamiento general de los olmos, probablemente centenarios, del margen de la carretera. Este debilitamiento se debe a la rotura de raíces masiva que sufrieron estos árboles al eliminar dicha olmeda, que procedía sin duda de rebrotes producidos por las raíces de estos olmos.

El debilitamiento se manifiesta por la abundancia de ramas secas que presentan las copas de estos árboles. Paralelamente a la muerte de ramas producida por el desequilibrio entre la copa y el sistema de raíces, los árboles debilitados son mas propensos al ataque de insectos que se alimentan de la parte interna de la corteza de dichas ramas (escolítidos) entre los que se encuentran algunos coleópteros del género Scolytus, insectos vectores de la enfermedad de la grafiosis (Ophiostoma novo-ulmi) al transportar las esporas de este hongo adheridas a su cuerpo de un árbol a otro extendiendo la enfermedad.

Esperemos que estos árboles consigan recuperarse de esta agresión y seguir viviendo como hasta ahora, como unos de los pocos olmos adultos, árboles singulares, que quedan en nuestro municipio. 

Olmos en la primavera siguiente.

8 comentarios:

Christian dijo...

Muy buena entrada David, estoy totalmente de acuerdo, tanto en Villena como en muchos otros municipios no se da el valor que corresponde a muchos elementos naturales de nuestro entorno, y esto concluye en llevar a cabo acciones sin un mínimo esfuerzo mental.

José Carlos Hdez. dijo...

Lo que nos va a costar cambiar esto....
He pasado hoy a verlo y la verdad es que da mucha pena.
Bien David por este informe.

robinhood dijo...

En nuestra zona escasean las zonas verdes pero no puedo darte la razon.

El propietario lo unico que ha hecho es limpiar su terreno. Ha respetado los arboles principales que no son de su propiedad.
El resto por muy bonito que pudiera ser solo son retallines de los arboles principales que el paso del tiempo ha provocado que crezcan y se extiendan. Te recuerdo que ese terreno está atravesado por una acequia que el paso del tiempo, la dejadez y la inexistencia de agricualtura ha hecho desaparecer.
Si el propietario ha decido limpiar y adecentar la zona me parece estupendo.

Eso que llamas Olmeda era un nido de culebras y ratas. Eso que llamas Olmeda era un grupo de arbustos fruto del paso del tiempo y de la inexistencia de agricultores que trabajen la tierra y limpien lindes y acequias.

DAVIDACHO dijo...

Robinhood, es una verdadera lástima que haya gente que piense que las plantas son suciedad. esta mentalidad debemos cambiarla entre todos, desde las administraciones hasta los propietarios particulares.

un saludo

José Carlos Hdez. dijo...

Robinhood, sinceramente esa olmeda era de lo más parecido que teníamos en Villena al bosque de Sherwood; y si bien afirmas que la olmeda era un nido de ratas y culebras deberías habernos informado antes y entonces si que hubiésemos protegido la zona con algún proyecto de conservación, pues las culebras están desapareciendo de nuestros campos principalmente por la intromisión humana y la alteración de su territorio.

Si bien has visitado este blog entiendo que te preocupa en cierta medida la conservación de la naturaleza, pero no tienes muy claro ciertos conceptos racionales para entenderla.
Si queremos conservar nuestro patrimonio y nuestra vida, la principal acción es combatir la ignorancia del pueblo; por eso te animo a ti y a todos los que aún seguís dentro de ese nido de ratas a que escuchéis, rectifiquéis y aprendáis del que realmente entiende de esto.

Anónimo dijo...

Me parece muy bien "intentar" conservar y plantar todos los árboles que se puedan, pero no me parece justo muchos de los comentarios que haceis.
Antes, como sabreis, la huerta de villena, estaba, practicamente toda cultivada. Eso significa que además de los cultivos, tambien se regaban los árboles "linderos" !!! pero !!! los retallines se quitaban todos, por eso porque eran retallines y molestaban a los cultivos.
Ahora la huerta , por desgracia, está mucho menos cultivada y asi mismo van desapareciendo, unas veces por enfermedades y otras por sequía, todos estos árboles
En la carretera Pinoso "nunca " se puede decir que existiera un olmedo, sino que existía 4 o 5 olmos con infinidad de retallines, que al no cultivar , han proliferado. Punto.

David Molina Molina dijo...

Hola de nuevo, persona anónima, como ves, yo si que me identifico, también en mi blog personal, para que mi comentario no sea una crítica cobarde a una opinión expresada con corrección, sin faltar a nadie al respeto y compartida por muchos.

Te digo lo mismo que en el otro comentario para que el resto de lectores puedan aclarar si tienen alguna duda como veo que tu la tienes, en primer lugar, veo que habrá que aclarar algún concepto botánico o lingüístico. OLMEDA es todo bosque (muchos árboles) o bosquete (pocos árboles) de olmos, sean plantados o sean fruto de la colonización natural por parte de la especie. Te comentaré que los olmos (y otros muchos árboles) tienen dos formas de dispersión o colonización del terreno, la primera es la sexual, por medio de semillas, la segunda y más habitual, es por brotes de raíz, estolones, serpollos, retallines o como te guste llamarlos. Un grupo de árboles de la especie Ulmus minor formado por la proliferación de "retallines" es una olmeda, te guste o no, y hasta que la eliminaron o eliminasteis exsitía una olmeda en la carretera de Pinoso.

Antiguamente en los márgenes de las huertas, de los caminos, en las casas, en las balsas de riego, en las acequias, etc. se plantaban árboles, entre ellos el olmo. a día de hoy, son muy escasos los olmos de cierto tamaño debido sobretodo a las talas como esta, y desde hace pocos años también a las enfermedades propiciadas por la sequía y el debilitamiento que supone para el árbol.

Por último, y si me permites un consejo, es mejor documentarse sobre un tema antes de hablar de el y no quedar en ridículo por un comentario sin sentido por desconocer el significado de una palabra. Aun así, te agradezco el comentario, ya que hay que respetar cualquier opinión por muy contraria que sea a la nuestra o a los valores naturales de nuestra ciudad, pero respeta tu la nuestra.

Un saludo.
David.

Teresa dijo...

Es una verdadera pena lo que ha ocurrido. Sólo hace falta ver la diferencia entre ambas fotografías para darse cuenta de la pérdida de esos árboles. Donde yo vivo -Zaragoza- se cometen tropelías así a diario. Tenemos un Ayuntamiento que ha llenado de cemento la ciudad...la última barbaridad: el tranvían...han arrasado con todos los árboles que hiciera falta. La Plaza San Francisco, el paseo Fernando el Católico, que tenía un paseo precioso...lo han arrasado, dejando sus árboles esquilmados, con unas podas bestiales. A mí me da mucha pena. Es una barbaridad, no nos damos cuenta de la destrucción irreversible de nuestra naturaleza...todo por nuestros intereses económicos absurdos. Magnífico tu blog. ¡enhorabuena!. Un saludo.