A Villena le molestan todos sus árboles

Vista general del parque
Primero fueron los plátanos de la plaza de María Auxiliadora, luego le llegó el turno a los del paseo de Chapí, y para acabar, los únicos que quedaban, los de la calle Picasso, junto a la plaza de toros. La "fantástica" actuación ha consistido en talar dos cipreses a ras de suelo y talar tres plátanos adultos y en perfecto estado de salud a una altura mayor. Lo mejor de todo es que todos se lavan las manos, unos alegan poda de rejuvenecimeinto, los responsables no tiene conocimiento, etc... estamos acostumbrados.

Plátano desmochado
Ahora bien, yo propongo que para estar así, que ¡Arrasemos con todo, cortemos todos nuestros árboles para que dejen ver las obras del progreso! ¡Arranquemos todos y pongamos en su lugar árboles de plástico! ¡Arranquemos pinos centenarios para hacer piscinas, olmos para ampliar carreteras y plátanos para ver pirámides! Si, si no hace falta irse a Egipto para ver una pirámide, la tenemos en Villena, en la plaza de toros, una horterada como cualquier otra, se podría haber optado por un cubo, un cilindro o un a esfera, pero el arquitecto se decidió por esta figura geométrica, por poner algo.

Y es que esta obra magistral no puede lucir teniendo a su lado algo tan corriente, tan vulgar como unos árboles, de tan solo, unos 40 años de edad, hay que quitarlos, hay que dejar paso al ladrillo, ¿para que queremos la fresca sombra de sus hojas en verano? si tenemos aire acondicionado en la pirámide, ¿para que queremos que mejore la calidad del aire que respiramos, que se fijen partículas en suspensión, que se libere oxígeno, que se absorba dióxido de carbono, ¿para que? Si nos conformamos con lo que sea, con que nos den un espectáculo los domingos a las 5 de la tarde, saciamos nuestra sed de sangre, y listo.

Interior del parque
En la antigüedad eran faraones los que perdían la cabeza por sus pirámides, hoy son algunos políticos y sus allegados los que por sus delirios de grandeza, por pasar a la historia por sus obras arquitectónicas, no les importa sacrificar, antes esclavos, ahora árboles, meros daños colaterales al fin y al cabo. Sacrificios necesarios para seguir con este pijismo, snobismo y mamoneo imperante, olvidando tantas veces lo verdaderamente importante para el pueblo.

Ciprés talado
Con cada árbol que cortamos retrocedemos el tiempo que ha tardado en formarse. Y es que una ciudad que quiere progresar ha de aprender a convivir, respetar y ampliar sus zonas verdes. Igualito que Villena, que sus zonas verdes son cada vez más zonas grises, de cemento, duro como la cara de algunos. Me pregunto que será lo próximo, que será tan importante para que se empobrezca aun mas nuestro paupérrimo patrimonio arbóreo.

Para quien no conozca este jardín, puede ver su aspecto anterior en la foto extraída de una aplicación de Google Maps. Como veis, los plátanos han sido totalmente desmochados y han desaparecido los cipreses. También os invito a utilizar esta aplicación para para ver el antiguo paseo de Chapí, cuando aun tenía arbolado destacable.

Vista anterior, extraída de Google maps
Vista anterior, extraída de Google maps

9 comentarios:

José Carlos Hdez. dijo...

Es una pena tener que vivir en Villena y ver impotentes como nos gobiernan aquellos que no están preparados para hacerlo.
No se trata de una cuestión de malas acciones sino de ignorancia e indiferencia que conlleva la propia ignorancia.

Excelente crítica David.

KISSY dijo...

Miro y miro las fotos y no encuentro ninguna justificación para realizar este tipo de podas.

DAVIDACHO dijo...

pues parece ser que ahora quieren eliminar la vegetación que esta adaptada al clima de Villena con fuertes heladas en invierno para sustituirla por naranjos y palmeras. es lamentable.

pedro dijo...

Mierda, mierda, mierda....
mierda de políticos, mierda de equipo de gobierno municipal, mierda de alcaldesa.

Mierda, mierda, mierda.

DAVIDACHO dijo...

"la brigada lo que está realizando es una poda de rejuvenecimiento en los ejemplares que se van a mantener, y preparar aquellos que se van a eliminar para ser trasplantados en el vivero municipal".se encargará posteriormente a los trabajos de la brigada municipal de jardines a la reurbanización de la zona, así como a la plantación de nuevas especies, como naranjos amargos, palmeras o cerezos.

Mª José Hernández, edil de Parques

DAVIDACHO dijo...

Para hablar de un tema primero hay que informarse un poco. Mª José Hernández, edil de Parques y el capataz de las brigadas, por lo que se deduce de estas declaraciones, no tienen ni idea de arboricultura ni de elección de especies basándonos en algo tan elemental como la adaptabilidad a un clima determinado. Las podas de rejuvenecimiento hay que hacerlas persiguiendo algún fin, como es el cambio de variedad o la puesta en producción de árboles frutales envejecidos, algo que no tiene nada que ver con un árbol ornamental o de sombra.

En los árboles ornamentales tiene que primar por encima de todo su estructura, que sea armoniosa, ya que es el principal atractivo de un árbol, y en segundo lugar que sea estable. las "podas" como se han acometido en el parque de Pablo Picasso y en la antigüedad en otros parque de Villena, atentan contra estos principios tan básicos, en primer lugar se despoja a los árboles de todo su valor estético, en segundo lugar, estamos convirtiendo árboles sanos y equilibrados estructuralmente en árboles debilitados y peligrosos. por si no lo saben los responsables de nuestras "zonas verdes", el árbol es un ser vivo, y tiene una biología que parece ser que desconocen totalmente. Al eliminar la estructura de un árbol, especialmente de ese tamaño, lo único que conseguimos es forzar la brotación de chupones, ramas vigorosas, debilmente ancladas al tronco que pueden ser desgajadas facilmente por el viento, la nieve, o su propio peso, este factor se ve agravado por las pudriciones que se producen en las heridas de la "poda". por otra parte, al eliminar la copa de un árbol, se produce una muerte paralela en sus raíces, que se informen un poco sobre el equilibrio copa/raíz, al morir estas raíces, se produce además del evidente decaimiento del ejemplar, una debilidad estructural y los hace en ocasiones caer por efecto del viento.

Por otro lado, plantar en nuestro clima de interior, riguroso, muy riguroso en invierno, especies del litoral como son palmeras y naranjos, es un sinsentido, absurdo y una falta de rigor que produce vergüenza.

Dejen de gastarse nuestro dinero en destrozar nuestros parques y jardines, terminen con la ineptitud y den trabajo a gente que realmente esté preparada.

Enrique Gil dijo...

Hola David, hay que ser valiente para tocarle las narices al ayuntamiento en un sitio pequeño cuando se lo gana. Darlo a conocer públicamente habla de ser consecuente con lo que se piensa... Enhorabuena y a ver si consigues que la próxima vez tengan en cuenta criterios razonables... Saludos cordiales y todo mi apoyo desde Huesca...

Enrique Gil dijo...

Por cierto, lo de los olmos me parece de Juzgado de Guardia...

Fernando J. Feliu dijo...

Me parece muy triste que estemos gobernados por ignorantes que les importa más su bolsillo que el bien común del propio pueblo. Esta es una muestra de la falta de escrúpulos y falta de valores. Luego se quejarán de que los árboles se rompen, pero no pensarán que es a causa de las heridas y posteriores pudriciones que provocan estas podas sin sentido. Por desgracia no es el único lugar del país donde ocurren estas cosas.
Te apoyo en tu opinión y la gran labor que desarrollas a través de este Blog.

Un saludo David.