Los colores de mi jardín


Es un gran placer para los amantes de la naturaleza poder disfrutar de los cromatismos que muchas plantas nos regalan durante los meses otoñales. para las personas que vivimos en la región mediterránea, disfrutar de este espectáculo de color se nos hace más complicado que para aquellos que tienen la suerte de vivir cerca de hayedos, u otros bosques atlánticos. Una solución a este aspecto se nos ofrece gracias a la jardinería.

La mayoría de las especies destacables por el colorido de su follaje en otoño son propias de bosques húmedos y dificilmente se adaptarán a nuestros jardines mediterráneos, por citar algunas especies diremos Nyssa sylvatica o Liquidambar styracyflua que difícilmente podrán resistir los calores estivales. Otras sin embargo no pueden soportar suelos calcáreos como Sassafras albidum o los arces japoneses que requieren suelos ácidos.

A continuación os presento algunas de las especies estrella de mi jardín, se trata de árboles y arbustos muy rústicos para poder resistir las condiciones de suelo y sequía y las temperaturas extremas del interior de la provincia de alicante, con máximas que en ocasiones superan los 40ºC y fuertes heladas en invierno.

Las especies estrella en cuanto a cromatismo otoñal en mi jardín dentro de las especies alóctonas son los Diospyros virginiana, una especie de la que ya os hablé en un POST anterior y que pasan por una gama de colores muy interesante. Otras especies de árboles ornamentales que pueden destacar en este apartado son las siguientes:

Diospyros kaki, el kaki es una árbol muy elegante, de pequeño tamaño, normalmente se cultiva como árbol frutal, aunque posee un porte natural muy interesante y debería ser utilizado con mayor profusión como árbol ornamental. La coloración otoñal es de un amarillo intenso que pasa a un anaranjado muy luminoso. Seguidamente a la caída de las hojas quedan en sus ramas los frutos que cuelgan como farolillos decorativos.

Koelreuteria paniculata, el árbol de las pagodas es otra especie muy interesante, ya que adquiere unos tonos que comienzan de color anaranjado para al final adquirir tintes granates. Es un árbol de pequeño tamaño que suele presentar ramas tortuosas. Su porte es aparasolado y aporta un toque oriental a cualquier jardín.

Populus nigra, el chopo lombardo es un árbol de gran tamaño propio de los bosques de ribera, no obstante, es capaz de resistir a la perfección la sequedad ambiental siempre y cuando el suelo conserve algo de humedad. El color de esta especie es el amarillo, elevándose como columnas áureas tremendamente luminosas.


Rhus glabra, este zumaque se tiñe durante el otoño de un color rojo que se oscurece paulatinamente hasta alcanzar un tono color burdeos. Se trata de un arbusto que produce abundantes hijuelos, en algunas zonas se le considera especie invasora, aunque en la región mediterránea es difícil que se produzca esta circunstancia, entre otras razones por ser una especie muy escasamente cultivada.

Morus alba, a la morera blanca no se le suele prestar mucha atención por su follaje en otoño, sin embargo presenta durante un periodo de tiempo un amarillo brillante que pasará más tarde, con la llegada del frío, a un color amarillo oscuro con toques marrones. Éstos árboles que solemos ver sometidos a esas podas tan desafortunadas que estropean para siempre la estructura de la copa, pueden convertirse en magníficos ejemplares con unos cuidados mínimos.

4 comentarios:

Jara Garcia dijo...

Muy guapo e interesante.
Tenemos que hacer una quedada a Fredes o por la Tinença, que habrá desde cambios cromáticos hasta setas, bueno, ya sabes. A mi me mola mucho ir en esta época por allí, imaginate como estará todo.
Un besazo!

DAVIDACHO dijo...

imaginate el barranc.

Annette dijo...

hola! no sé si sepodrían cultivar en Alicante, pero has pensado en el espino albar Crataegus monogyna? También crece en climas mediter´aneos, y es caducifolio.

DAVIDACHO dijo...

si, el espino albar lo tienes silvestre por casi toda la península.