Mi nueva trampa de luz


Tras el éxito de mi trampa de luz para el estudio de los lepidópteros nocturnos, he decidido realizarle algunas modificaciones a fin de tratar de aumentar su eficacia, así como conseguir que resulte más manejable a la hora de trasladarla.

Recuerdo a mis lectores que la colocación que realizo de esta trampa de luz tiene como objetivo el conocimiento de la fauna de insectos nocturnos a través de la fotografía, sin realizar capturas ni causar la muerte de los insectos atraídos por la luz.

El modelo de trampa de luz que venía utilizando hasta el momento consistía en un tubo fluorescente de 18W, una batería de 12 voltios y una sábana blanca, funcionaba bastante bien, aunque tenía algunas limitaciones. La luz que producía, al estar el tubo demasiado cerca de la sábana iluminaba poca superficie, por lo tanto, los insectos se agolpaban todos muy cerca del tubo y gran parte de la sábana quedaba sin efecto. El otro inconveniente es obvio, debido a las dimensiones del tubo, el transporte era algo complicado debido también a la fragilidad del mismo.  

Para solucionar los problemas mencionados, he sustituido el tubo fluorescente por una lámpara fluorescente de bajo consumo, adaptada a funcionar a 12 voltios de corriente continua, que mediante una pequeña estructura de aluminio me permite mantenerla elevada para obtener un mejor alumbrado de la sábana, como podéis ver en ambas fotos. Al mismo tiempo, me permite al desmontarla poder guardar toda la trampa en una pequeña mochila.

Un geométrido, Petrophora narbonea 
atraído por la trampa de luz.

4 comentarios:

laguna dijo...

¿La bombilla no va a 220v? ¿usas un alternador?

DAVIDACHO dijo...

La bombilla funciona a 12V, las venden especiales para camping, casas de campo, etc.

laguna dijo...

Ah! de lujo!! voy a probar a hacerme una a ver que resultados consigo, gracias.

DAVIDACHO dijo...

ok, me vas contando.