Quercus x rouxii

Hojas


La planta que os muestro hoy se conoce como Quercus rouxii. Es un mesto, es decir, un híbrido natural entre dos especies del mismo género, en este caso, coscoja y carrasca (Quercus coccifera x Q. ilex subs. ballota). Se trata de un gran arbusto o pequeño arbolillo con características intermedias entre sus dos progenitores.

Su aspecto se asemeja más a una coscoja que a una encina, sus hojas son de color verde claro, son glabras o con una pelosidad muy débil en el envés que suele desaparecer pronto, y las cúpulas de sus bellotas tienen las escamas espinosas. Su porte es achaparrado pero si prestamos un poco de atención especialmente a sus hojas, veremos que no son iguales que las de la coscoja. Este híbrido tiene varios tipos de hoja, desde las que poseen muchas espinas hasta las completamente lisas. La nervación foliar también es característica por la tendencia que tienen los nervios secundarios de curvarse hacia la base de la hoja. 

Bellota
Los híbridos se producen cuando el polen de un parental es capaz de fecundar la flor femenina de otra especie cercana. Este proceso ya se puede considerar muy difícil en si mismo, pero lo realmente complicado es que la flor femenina en cuestión produzca un fruto cuya semilla sea fértil, que este fruto, una bellota en este caso, consiga desarrollarse sin daños causados por insectos como las larvas de gorgojos o de Cydia sp. que devoran el interior del fruto. Cuando la bellota madure no debe ser depredada, ni por roedores, ni jabalíes, ni arrendajos, etc. y por último, la bellota ha de llegar a un lugar que sea apropiado para germinar y producir una planta lo suficientemente fuerte para resistir la sequía del verano y el frío del invierno durante muchos años hasta convertirse en un arbolillo.

Estos híbridos sin ser extremadamente raros se pueden encontrar con cierta frecuencia en la naturaleza, ya os hable de un híbrido entre carrasca y alcornoque de Cabañeros. La hibridación entre plantas no esta presente solamente en la familia de los robles (Fagaceae), en familias como las de los sauces por ejemplo, muchos de los individuos que podemos encontrar por el campo presentan algún grado de hibridación por lo que suelen ser muy complicados de identificar.

Cuando se produce uno de estos híbridos, debemos considerarlo como un árbol singular y respetarlo por su rareza. No podemos si no admirar el mérito que tiene dicho individuo por haber sorteado con éxito toda clase de amenazas, y en años como el presente en que el mesto ha producido una gran cantidad de bellotas, aprovechar para reproducirlo aunque sea de forma experimental.

Porte del ejemplar
Cita:
Quercus coccifera x Q. ilex subs. ballota 
  *Alicante : Villena (Peña Rubia), DAVID MOLINA (2003) UTM 30S XH97.

Una curiosidad, una bellota que contenía dos semillas.

3 comentarios:

El tejon dijo...

Interesantisima entrada, he visto ejemplares de este arbolillo y no tenía ningún conocimiento sobre él.
un saludo.

Enrique Gil dijo...

Me parece un artículo muy interesante. Es bien conocida la facilidad de hibridación del género Quercus y la necesidad de revisión casi constante. Toda información es poca al respecto. Salu2

Jara Garcia dijo...

Muy bueno e interesante, Davidacho. Muchos besitos!!