Arañas tigre



Las arañas tigre, del género Argiope, son unas de las arañas más vistosas que podemos encontrar en la Península Ibérica. Se caracterizan por su gran tamaño y sus colores, amarillo, blanco y negro formando unas bandas características.

Su tela es también característica, es muy grande, a modo de red vertical en la que chocarán los insectos. Es muy resistente a los choques, por lo que puede apresar grandes insectos como mariposas o saltamontes que posteriormente envuelve en seda con rápidos movimientos, inyectando a su vez jugos digestivos para licuar a su presa y consumirla más tarde.

Presentan dimorfismo sexual muy marcado, la hembra es mucho mayor que el macho, y presenta el opiostoma (abdomen) mucho mas engrosado. Tras la cópula, que como en otras especies de arañas puede ser la última para el macho por ser devorado por la hembra, ésta realizará la puesta protegiendo los huevos en un saco de seda llamado ooteca.

Podemos encontrar tres especies del género en nuestra península, con hábitos similares, pero cada una con sus peculiaridades.

Argiope bruennichii (Foto 1 y 2), la auténtica araña tigre, está extendida por gran parte del continente europeo, suele preferir instalarse en zonas libres de árboles, utilizando para instalarse la veetación herbácea fundamentalmente, abunda especialmente en zonas con cierto grado de humedad como son los carrizales, pudiéndose encontrar en estos lugares altas concentraciones de esta especie. Suele instalar la tela casi a ras del suelo, alimentándose casi en exclusiva de saltamontes.

Argiope lobata (Foto 3), es un poco mas grande que A. bruennichi, su opiostoma es aplanado con el margen lobulado (lo que le da nombre), suele preferir situaciones más secas que la anterior, siendo frecuente en formaciones arbustivas del bosque mediterráneo y sus etapas de sustitución. La hembra coloca la tela de hasta un metro de diámetro en los arbustos y permanece siempre en la parte inferior, debido a su diseño cromático, posee un gran camuflaje, vista desde el suelo es plateada confundiéndose con el cielo y desde arriba es críptica con el suelo y la vegetación.

Argiope trifasciata (Foto 4) es muy similar en apariencia a A. bruennichi, diferenciándose de ésta por la disposición de las franjas del opiostoma. Esta especie tiene una distribución más restringida que las anteriores, limitándose a las zonas costeras sin penetrar mucho tierra adentro, aunque en los últimos años parece estar sufriendo una ampliación significativa de su área de distribución.

2 comentarios:

Grupo de Biología Alicantina dijo...

No conocía a A.trifasciata, y la verdad que se parece mucho a A. bruennichi. Estaré atento para no confundirlas.
Saludos

DAVIDACHO dijo...

A. trifasciata es una especie en expansión, la encontraras principalmente en la costa, por ejemplo en las salinas de santa pola es muy común, aunque en Villena ya la he visto también. cambio climático??? jeje