Visón americano



Depredador insaciable de las zonas húmedas como ríos, charcas, lagunas, etc., es el visón americano (Mustela vison). Se trata de una especie exótica, procedente del continente americano y criado en cautividad para la industria peletera.

El visón americano es un mustélido, de hábitos semiacuáticos, con un peso de hasta un kilo y medio en los machos, la mitad en las hembras, se alimenta de toda clase de animales, tanto vertebrados como invertebrados que encuentra a su abasto.

Las poblaciones españolas provienen de escapes, y sobretodo de sueltas intencionadas de las granjas peleteras. Estas acciones, en ocasiones están promovidas por algunas plataformas de liberación animal, (o por algunos miembros de las mismas, dando mala prensa a dichas asociaciones), confundiendo el derecho a la vida de estos animales con el ecologismo y la sensatez. En otros casos, se sospecha que los propietarios de las granjas han hecho sueltas culpando a las asociaciones antes citadas para percibir indemnizaciones de las compañías aseguradoras cuando el negocio no resulta rentable.

La introducción de especies exóticas dentro de un ecosistema es siempre un gesto irresponsable y totalmente injustificado, el interés conservacionista de nuestras especies y ecosistemas debe prevalecer sobre cualquier actividad económica o moral.

El ejemplar de la fotografía fue capturado en la Laguna de la Nava, en Palencia. Donde se está llevando a cabo una campaña de eliminación de este depredador alóctono que influye muy negativamente en las poblaciones de animales amenazados como turón, rata de agua, nutria, o aves como garza imperial, martinete, avetoro u otras especies acuáticas.

El resto de poblaciones conocidas se sitúan en Galicia, Cantabria, Cataluña, Alrededores de Madrid, Montañas de Teruel y Valencia, y una de las últimas “poblaciones” es de Castellón tras una suelta masiva de visones de una granja del municipio de Viver en 2007 y en Soria en 2009.

1 comentario:

KISSY dijo...

cuando introduces una especie en un ecosistema que no es el suyo, solo consigues desestabilizar la zona.
La crianza en granjas de visones es algo de lo que me encuentro totalmente en contra pero soltarlos de manera indiscriminada en una zona no adecuada me parece peor aun.