La temperatura de los insectos



Si preguntamos a cualquier persona sobre si los insectos son animales de sangre caliente (endotermos) o de sangre fría (ectotermos), casi con total probabilidad nos responderán que son de sangre fría, o que directamente, nunca se lo habían planteado.

La endotermia o capacidad para la generación de calor interno por los animales, no es una cualidad exclusiva de aves y mamíferos, ya que está sobradamente contrastado que algunos insectos son capaces de regular su temperatura corporal. Se han realizado estudios contrastando la temperatura corporal de insectos atrapados al vuelo frente a la temperatura ambiente, alcanzándose en ocasiones diferencias de hasta 25ºC.

Se trata fundamentalmente de grandes insectos voladores que pertenecen a distintos órdenes, odonatos, dípteros, coleópteros o himenópteros, como el abejorro (Bombus terrestris lusitanicus) de la foto, son algunos ejemplos. No puede considerarse como una endotermia propiamente dicha, ya que la temperatura corporal no se produce por las reacciones químicas del metabolismo celular, sino físicamente, por la utilización de la musculatura que se encarga de mover sus alas durante el vuelo. Esta temperatura generada, tampoco se mantiene constante, por el contrario, varía según la actividad del insecto y la temperatura ambiente, comportándose como especies ectotermas cuando están en reposo.

1 comentario:

Ana Laura dijo...

Pues yo pertenezco a la categoría de las personas que ni se lo habían planteado, aunque si me pongo a pensarlo un minuto, seguro hubiera contestado que tienen sangre fría, como la mayoría. Muy interesante el artículo, Davidacho, y hermosas fotografías.

Saludos para ti también.