Limpieza de riberas


Este pasado otoño-invierno, en Segorbe (y otros municipios) se procedió a la limpieza de las riberas de la cuenca del río Palancia. La actuación principal consistió en la eliminación sistemática de los cañares de Arundo donax, la caña común, que es oriunda de Asia y en la península Ibérica se trata de una planta foránea y muy invasora que coloniza principalmente márgenes de ríos y ramblas ocasionando serios problemas en muchos casos.

La caña es capaz de competir con la vegetación autóctona desplazándola y eliminándola de su hábitat. También puede ocasionar daños durante las crecidas del río, ya que la estrategia de reproducción de esta especie consiste en que durante las riadas, partes de sus tallos y rizomas son arrancados, transportados y sedimentados en otras zonas donde producirán raíces y formarán un nuevo cañar, pero también pueden taponar puentes y otras obras hidráulicas provocando el desbordamiento del cauce y la consecuente inundación.

Estas son las principales razones por las que se ha decidido invertir una partida presupuestaria para su eliminación.

La decisión, a mi personalmente, me parece muy acertada, lo que no me lo parece tanto desde el punto de vista medioambiental, es la técnica utilizada para ello. Las cañas se están arrancando con maquinaria pesada, levantando todo el suelo y cribando paara eliminar los rizonas éste método es el más rápido y probablemente más económico, el problema de esta maquinaria pesada es que no es capaz de detectar nidos de aves, reptiles y anfibios enterrados, o plantas autóctonas como eneas y juncos que tambien se han llevado por delante en muchos tramos.

Tal vez, sería más recomendable organizar brigadas de mantenimiento que se encargasen de eliminar de forma manual estas cañas, además de una opción más ecológica, serviría para fomentar el empleo rural.

3 comentarios:

E.M.E dijo...

Y si estas brigadas que tú dices después repoblaran las riberas desnudas con junco, adelfa, cañizo, sauce o lo que corresponda, ya sería lo mejor de lo mejor. Creo que la realización de estas limpias es demasiado agresiva para las riberas de ríos y ramblas; al fin y al cabo las cañas sujetan y amparan unas orillas que antes vieron crecer otras especies vegetales... No sé si es más grave el peligro potencial que suponen las cañas (taponamientos y demás) que el peligro potencial que suponen el que no estén (aceleración del agua en caso de avenida, mayor poder erosivo de las aguas y mayor arrastre de lodos...). En general, creo los "descañes" se hacen muy a la ligera, sin un mínimo estudio previo y sin medidas correctoras.

polaquio dijo...

En Chulilla han hecho lo mismo este año, no sé si has visto alguna de las fotos en mi facebook, a parte de quitar las cañas han repoblado las riberas con exactamente no sé qué plantas porque no lo he pateado mucho, en fin, a mí me parece bien. Con unas cervezas en la mesa te explicaría mejor el por qué.

DAVIDACHO dijo...

Desde Facebook:

Cristobal Lillo Garcia Al final el criterio a seguir no es mantener la biodiversidad, es evitar que el río se empantane y provoque riadas!! Eso da más votos y ese dinero que sobra para otras cosas

Krispy_yamaguchy, viendo y aprendiendo de la naturaleza el tema es que sin ninguna planta en las riberas, la velocidad del agua es mayor y mayores pueden ser los problemas.

Haarverquin Van Glade Te comento el caso del Turia a su paso por donde vivo: tal y como estaba el río, con tres presas regulando el caudal aguas arriba y un caudal ecológico de risa, el río era, cañas, fango y mosquitos. Y dos o tres pollicas de agua -así les llaman por aquí-. Que sí, que había más diversidad, está claro, habrían pececillos, insectos y reptiles varios. Pero eso de natural tiene cero. Lo más natural en el río es que no hubieran presas, y sin ellas, que hubieran riadas periódicas que evitaran la invasión completa de la ribera por parte de las cañas desplazando la vegetación originaria. Así que bueno, han quitado todas las cañas -no tardarán ni medio año en salir otra vez- y han plantado vegetación de ribera donde estaban.

Sandra Dritu García Otra ke pasa es ke los ke terminan llevando a cabo el tajo no tienen mucha idea. Se encuentran el único ejemplar de Ligustrum vulgare de toda una comarca y se lo llevan por delante... Lo "técnicos" dan carta blanca para ke los paseantes vean bien los arroyos y acaban con todo tipo de vegetación ke da refugio a la fauna del lugar...

Jorge Sánchez-Cruzado Creo que se debería cambiar la técnica de "limpieza de cauces" que se realiza habitualmente. Al dejar el suelo desnudo, se facilita la pérdida de suelo por erosión y se facilita la entrada de especies invasoras por no encontrar competencia.

Es una inversión de dinero inútil, ya que año tras año vuelven a establecerse de nuevo las cañas (u otra spp riparia invasora) y se vuelve a proceder eliminándolas.

Una buena restauración del cauce supondría establecer una cubierta vegetal con especies riparias autóctonas, que impida el desarrollo de invasoras y se recuperen las múltiples funciones que ejercen los bosques de galería. De esa manera no sería necesario llevar a cabo un mantenimiento tran drástico y continuo