Mochuelos

Todavía estoy emocionado, los había tenido muy cerca, pero tanto, es la primera vez.

Todo sucedió este sábado, estaba recogiendo piñones debajo de un gran pino piñonero que hay muy cerca de mi jardín para añadirlos a los pimientos asados con atún de la cena, cuando levanto la vista un momento y veo la pequeña silueta de una rapaz nocturna, concretamente la de un mochuelo (Athene noctua).

Estaba situado frente a mi, a menos de dos metros del suelo, sujeto a unas ramillas del pino con sus pequeñas garras. Podía apreciarse que era una ejemplar joven, un pollo de este año ya formado completamente. "Saca la cámara, rápido" dije, y me fui acercando lentamente, haciéndole fotos al mochuelo, y éste no se iba. Pude mirarle a los ojos, esos ojos amarillos tan grandes para su cabecita, y de repente, un silbido, era la madre intentando llamar nuestra atención como diciendo: "eh! dejad a mi pequeño", se encontraba en lo alto de un pino carrasco a unos 20 metros de allí.

Junto al primer pollo podía verse otro mochuelo jóven, de la misma nidada, y tras las pertinentes fotos, abandonamos el lugar para no estresar más a los animales, y con un subidón por haberlos tenido tan cerca.

2 comentarios:

- Inés y Yo - dijo...

Impresionantes fotografías...

Un saludo

Davidacho dijo...

gracias, tu blog está muy bien, interesante eso de escribirse a uno mismo.

un saludo